Pin It

Widgets

|

27 infartos después de jugar al fútbol... y sigue con vida


La noticia dio la vuelta al mundo: Ray Woodhall, veterano jugador de 54 años, sufrió un total de 27 de infartos luego de haber jugado seis partidos de fútbol.
Según contó la prensa europea, los encuentros que disputó Woodhall no eran de 90 minutos, como suele ocurrir. Eran de una nueva modalidad, “fútbol caminando”, que tiene una duración de 10 minutos.
“Morir es como estar dormido, porque no sientes nada, ni puedes ver lo que está pasando alrededor. Pero sí puedes escuchar completamente todo”, afirmó el hombre británico que, con cierta gracia, recuerda la presión punzante en el centro de su pecho.
Para hablar de este curioso caso, KienyKe.com consultó a Rodo Vega Llamas, médico cardiólogo, quien explicó que en el caso de un futbolista, el riesgo de una muerte súbita siempre estará presente. “Las enfermedades coronarias se presentan cuando las arterias de los vasos sanguíneos se tapan porque no entra el aire necesario”, señaló el experto.
El médico sostiene que previo a hacer una actividad física siempre es necesario realizar un chequeo al corazón, inclusive si se es tan solo un niño, debido a que en muchos casos al nacer se pueden presentar casos de tener una arteria anómala, que puede derivar en un paro cardíaco sin importar la edad que el paciente tenga.
Sobre el caso de Woodhall, Rodo Vega señala fue un capitulo bastante particular porque normalmente es muy difícil que se presenten tantos paros cardíacos y, aún así, se sobreviva: “La causa principal de su salvación pudo ser la tecnología que hoy en día tienen los  hospitales. Actualmente en Colombia cuatro de cada 100.000 habitantes fallecen por muerte súbita”.
Es claro que después de una situación como esta, siempre van a existir secuelas y así fue para este británico que deberá pasar seis meses en recuperación. Además, luego de haber perdido el 20% de la función de su corazón será muy difícil que vuelva a jugar fútbol.
Las horas difíciles de Ray Woodhall
En realidad, la situación resultó ser mucho más grave de lo pensado, porque una vez finalizadas sus actividades deportivas, el jugador perdió la conciencia. Inmediatamente, una enfermera local solicitó que Woodhall fuera trasladado al Hospital Worcestershire Royal. Mientras era llevado, sufrió un infarto.
Tras llegar al Hospital, lo primero que hicieron los enfermeros fue colocarle unas prótesis intravasculares conocidas como ‘estents’ , dispositivos que permiten mantener abierto un vaso sanguíneo. Todo parecía haber llegado a la calma. Sin embargo, vendrían seis horas de angustia para la vida de este británico.
Y así fue cuando las alarmas se encendieron en el Hospital. Un hombre estaba teniendo múltiples ataques cardíacos. En ese momento fue necesario activar un grupo de seis especialistas que pudieran atender el caso del pobre hombre que estaba luchando por su vida, Woodhall . Una de las enfermeras tuvo vergüenza por haber tenido que bombearle tantas veces el pecho, mientras que otra, mencionó que jamás en su vida había asumido un caso de un paciente que tuviera 26 infartos en tan poco tiempo.
Su esposa, que tuvo que volver al Hospital, se dirigió y lo primero que hizo fue cogerlo de la mano y orar por la vida de Ray, el amor de su vida.
http://www.kienyke.com/

- Por: José M - Artículo: 27 infartos después de jugar al fútbol... y sigue con vida
Recomiendalo :

0 comentarios for "27 infartos después de jugar al fútbol... y sigue con vida"

Comentarios

Los comentarios son libres y responsabilidad exclusiva de quien los realiza. No existe censura ni moderacion previa, no obstante si alguien se considera ofendido a nivel personal por alguno emitido de forma anónima, puede exponer su queja al correo jmporense@gmail.com y se estudiará si procede la retirada del mismo. Gracias.

Nuevas Publicaciones

Con la tecnología de Blogger.

Nuevos Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...