Falla un penalty y ultras le ponen una pistola en la cabeza

Viene a la mente el fallo de Messi ante el City. Cabe pensar que a este "solo" le apuntaron, ya que en caso de fallar también el rechaze le rematan. Es que tirar las penas máximas de esta forma siempre parecíó un riesgo y a partir de ahora en ciertos lugares, mejor asegurar el tiro. Viendo la noticia, pocos voluntarios de la zona se atreverán a lanzarlos. 



Zarko Udovicic, jugador del Novi Pazar, no podrá olvidar en su vida el penalti que fallaba el pasado sábado en el partido de la liga serbia ante el FK Rad, una acción que terminaría costando la derrota a su equipo (1-0). Dos días después de ese error, el futbolista recibía en el vestuario la visita de un grupo de ultras que le recriminaron el fallo mientras le amenazaban y le ponían una pistola en la cara.
 Los partidos entre el FK Rad y el Novi Pazar son de máxima rivalidad, pero la experiencia vivida por Udovicic, de 27 años, en el vestuario de su equipo va más allá de la pasión. Los aficionados, según informaron medios locales, asaltaron el vestuario de su equipo dos días después del choque y amenazaron al autor del fallo del penalti que pudo dar el empate al Novi Pazar. El presidente del gremio de jugadores profesionales del país explicó que ni la Asociación de Fútbol de Serbia ni la liga profesional han fijado aún una posición sobre a este grave incidente.

Comentarios