Pin It

Widgets

|

El fútbol base en la Federación Catalana

Hace aproximadamente un mes que tenía guardado este artículo en la ya saturada carpeta de asuntos pendientes y que la actualidad convertirá en archivados definitivamente, por falta de tiempo. Un amigo de Barcelona envió esta publicación del Periódico, en la que observamos el funcionamiento de la Federación Catalana en lo relacionado con el fútbol base de manera especial. 

"Por favor, aquellos que os falte firmar la ficha, pasar por el club. No quiero que ninguno de vosotros se quede sin jugar en la primera jornada». Hace unos días un técnico de un equipo infantil enviaba este wasap a los chicos. El fútbol base comienza este fin de semana a tope. La federación catalana estima que desde este mes hasta junio se jugarán unos 8.500 partidos cada fin de semana, desde prebenjamines a Tercera División. Estos partidos producirán unos 10 millones de desplazamientos de personas durante el curso, sobre todo en el fútbol base, la joya de la corona de la federación, la auténtica cantera de los clubs profesionales, de aquí y de la Premier. 

El año pasado se federaron algo más de 88.000 niños y cerca de 5.000 niñas, para luchar por más de 430 títulos, ascensos, y también para evitar el descenso. «El fútbol base catalán es la envidia de muchas federaciones y de clubs extranjeros. El futuro del fútbol está en la base», comenta Francesc Folguera, el directivo responsable del fútbol formativo de la catalana. Este fin de semana comienza la mejor liga del mundo.
Mil campos, más del 80% de hierba natural y artificial, aguantarán este trasiego de partidos de fútbol siete y fútbol 11, de fútbol masculino y femenino. La gran diferencia con temporadas anteriores es que los jugadores/padres se encargarán de pagar la ficha y el seguro de la Mutualitat a través del Portal del Federado.
Los padres van a pagar la ficha, el seguro y la formación del niño en los clubs. Los privilegiados que no pagan son muy pocos. La gran diferencia entre un cadete del Horta, el Júpiter, el Europa o el Cirera y un cadete del Barça o el Espanyol, de los clubs profesionales, es que los primeros pagan por jugar y los segundos reciben dinero a través de los contratos de formación o por el sinuoso capítulo de las ayudas –unos 400 euros al mes en el Espanyol y el doble en el Barça, por regla general–. Los padres pagan unas cuotas que, salvo excepciones, pueden alcanzar por término medio unos 600 euros por curso, ropa aparte. En este apartado también hay una gran variedad de precios, de los 160 del Cornellà a los 198 del Europa, por ejemplo. «Nosotros no queremos hacer negocio con la ropa», señala Fernando Lechuga, coordinador y director de la escuela del Cornellà.La sanción de la FIFA al Barça por vulnerar las normas de traspasos de menores de edad también ha afectado al fútbol catalán. El pasado mes de mayo la federación detectó unos 5.000 casos parecidos a los niños del club azulgrana. El organismo permitió que siguieran jugando hasta junio, pero alertó a los clubs de que deberían regularizar la situación. «Les dejamos jugar hasta el final porque el fútbol también es integración», dice Folguera, que recuerda que este año todos los casos pasan por la federación española, que recibió una multa de 600.000 euros. «En estos momentos hay unos 3.000 expedientes que ya se han resuelto», afirma Albert Baza, secretario general de la federación.
¿Los padres seguirán pagando entrada para ver a sus hijos jugar en el campo de L’Hospitalet? Este pago para ver benjamines, alevines o cadetes ha sido fuente de serios conflictos en el fútbol base catalán en las últimas campañas, incluso ha habido agresiones a la entrada de la instalación. La intención federativa es convencer a la nueva directiva del Hospi para que permita la entrada libre. No han prosperado las denuncias puestas por algún padre. «Pagar para ver a los críos es legal siempre que el club dé un recibo al padre», recuerda Folguera.El fútbol es un deporte de contacto, pero causa tantas lesiones como el resto de deportes. «A veces da la impresión de que vayan a la guerra. Hay más lesiones en el fútbol que en el judo o el boxeo», apunta Miquel Pardo, director general de la Mutualitat, que está empeñado en sacar un plan de prevención. Este año la revisión médica es innegociable. Ya ha sucedido este curso que el árbitro ha retirado una ficha porque el jugador tenía pendiente la revisión.
«Doctor, ¿es usted el que operó a Etoo?», le espetó un juvenil antes de pasar por el quirófano. «Sí, soy yo, ¿qué quieres, que no te opere?», le respondió el doctor Ramon Cugat. «Sí, doctor, sí, claro», le dijo el chaval, sorprendido por la aparición del especialista en la habitación de la clínica. «Aquí no hay diferencias, se trata igual a un infantil que a un profesional», destaca Cugat. El doctor Gilbert Steinbacher fue el encargado de operar a David Villa y se le ve por la consulta de la Ronda de Sant Pere supervisando la fractura de un alevín o de un infantil. Son los ángeles de la guarda de los futbolistas. Porque los datos son escalofriantes: 25.350 lesiones en la última campaña.Ha habido malestar en el fútbol catalán por el aumento de las cuotas de la Mutualitat. Los benjamines, de 10 euros a 35; los juveniles, de 53 a 71, por ejemplo; en algunos casos, un aumento del 249%. «Es una acción social que hace la Mutualitat y la gente no se da cuenta. Todo el mundo paga una cuota para que el 18% de los federados que se lesionan tenga los gastos cubiertos», recalca Cugat. Una operación de cruzados cuesta un mínimo de 4.000 euros «y requiere una visita semanal durante nueve meses», comenta el doctor. «No podíamos seguir con unos precios irreales. Las cuotas han dejado de ser políticas para ser reales», dice Folguera. La Mutualitat arrastra una deuda de un millón de euros. «El año pasado hubo un gasto de ocho millones en centros», apunta Baza.
En este sentido los médicos están muy preocupados por el aumento de las lesiones entre las chicas. «Operamos un montón de cruzados. Todos estamos investigando las causas de tantas lesiones. Nadie lo sabe pero lo intuímos: la configuración anatómica, el colágeno, la destreza psicomotriz, las caderas más anchas», apunta Cugat. Lo que está claro es que el riesgo de una rotura de cruzados es ocho veces mayor en las chicas. De ahí la importancia de la prevención, de que los niños calienten bien, de que tengan buenos entrenadores, de que lleven un buen calzado, de que hagan estiramientos para evitar los isquios cortos que producen muchas lesiones en la espalda. Casi el 80% de los futbolistas tienen los isquios cortos.Por eso la federación ha invertido en la formación de los técnicos. En la última década se han formado a más de 10.000. «Hace años hicimos un primer paso con el nivel 0, al menos que los educadores supieran lo que no deben hacer con lo niños», apunta Folguera. Ahora todo se ha perfeccionado. Hay unas buenas promociones de entrenadores.
A pesar del malestar de padres y clubs por la aparición del Portal del Federado, que tiene un coste de 10,80 euros que asume el jugador, la catalana tiene la impresión de que va a ser un éxito. A cuatro días del inicio de Liga, ya se habían registrado unos 120.000 jugadores. «Ya sabemos que cualquier cambio genera dudas, pero es una herramienta nueva que permitirá la comunicación directa entre el futbolista y la federación», apunta Folguera. «Además, es importante que los padres se impliquen en la formación de su hijo. Que nadie olvide que el fútbol base es pedagogía y formación. La federación está para fomentar y promocionar».Algunos clubs acusan a la federación de haberse decantado por el mercantilismo, por exprimir más aún el bolsillo de los padres. Cuotas, ropa, Mutualitat, Portal del Federado, revisiones médicas… Baza responde: «La federación es una organización sin ánimo de lucro. Si al final de la temporada tuviéramos beneficios lo repartiríamos entre los clubs». La catalana ha repartido unos 1,5 millones de euros entre los clubs en los dos últimos años.
Ha llegado la hora de competir. «Lejos de la parte competitiva y exigente, el fútbol tiene un componente social importante: poder jugar para divertirse», destaca Fernández."

- Por: José M - Artículo: El fútbol base en la Federación Catalana
Recomiendalo :

0 comentarios for "El fútbol base en la Federación Catalana"

Comentarios

Los comentarios son libres y responsabilidad exclusiva de quien los realiza. No existe censura ni moderacion previa, no obstante si alguien se considera ofendido a nivel personal por alguno emitido de forma anónima, puede exponer su queja al correo jmporense@gmail.com y se estudiará si procede la retirada del mismo. Gracias.

Nuevas Publicaciones

Con la tecnología de Blogger.

Nuevos Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...