La muerte de Morosini conduce a tres médicos al juzgado por homicidio por negligencia

Tres médicos serán juzgados por homicidio por negligencia tras la muerte en un partido del futbolista del Livorno, Piermario Morosini, el 14 de abril de 2012, -ver- anunció este martes el tribunal de Pescara.
El proceso, fijado el 1 de diciembre, concierne a los médicos del Pescara, Ernesto Sabatini, del Livorno, Manlio Porcellini, y de los servicios de urgencia de Pescara, Vito Molfese.
Según una comisión de expertos que testificaron en el marco de la investigación, la utilización del desfibrilador semi-automático que había en el estadio ese día habría podido aumentar las posibilidades de salvar la vida del futbolista.
Morosini se derrumbó en el terreno en un Pescara-Livorno de Serie B el 14 de abril de 2012. Su muerte había sido un shock en Italia y llevó a la suspensión de todos los campeonatos de fútbol ese fin de semana en señal de duelo.

Morosini sufría una "cardiomiopatía aritmogénica", según el informe de 250 páginas redactado por el profesor Cristian DOvidio. Esta enfermedad genética rara, que transforma progresivamente las células musculares del corazón en grasa, es difícil de detectar.
Tras la muerte de Morosini, los medios de comunicación italianos habían señalado con el dedo a las asistencias que no habían utilizado el desfibrilador cuando el corazón no latía. La ambulancia se vio además retrasada debido a un coche de seguridad aparcado delante de la salida de socorro. (NA)

Comentarios