La conmovedora historia de los hermanos Long

La historia de Conner y Cayden Long ya es conocida para muchos y cada día llega hasta más personas. Conner, de 9 años, y Cayden, de 7, se han convertido en ejemplo e inspiración para millones alrededor del mundo y posiblemente usted termine -por lo menos- conmovido.
Cayden nació con una enfermedad progresiva llamada parálisis cerebral espástica, pero eso no le ha impedido participar en varias competencias de triatlón (si, no son maratones sino triatlones). Para lograrlo, la ayuda de su hermano mayor Conner es vital. Cayden cambia su silla de ruedas por un carrito o coche que es remolcado por su hermano Conner. A la hora de lanzarse al agua para cumplir con la etapa de la natación, Conner sube a su hermanito en un bote inflable y lo hala.
Los hermanos Long tienen casi dos años de participar en este tipo de competencias y de acuerdo con el testimonio de su madre, la idea fue de Conner. Conforme la enfermedad de Cayden lo ha ido debilitando, Conner ha buscado formas de acercarse a su hermano menor. El deporte los ha convertido en un verdadero equipo.
En el vídeo posteado por el sitio de Facebook de Olimpiadas Especiales de Arizona, Conner cuenta lo mucho que le molesta que la gente vea a su hermano y diga que es un retardado. “Yo les digo que no importa cómo se vea él por fuera y que lo que importa es lo que él tiene dentro (…) Él tiene sentimientos como nosotros y entiende lo que la gente dice de él”, cuenta Conner en el vídeo con la voz entrecortada.
Los hermanos Long fueron seleccionados a finales de 2012 como los ganadores de Sports Illustrated Kids, por su empeño y solidaridad. Al final, se ve a los hermanos Long en el homenaje que recibieron por parte de la publicación deportiva y Conner dice “esto es increíble para mí y para Cayden (..) Mucha gente creyó que nosotros nunca podríamos hacer algo como esto pero nosotros siempre podremos hacer cualquier cosa”.
crhoy.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son libres y responsabilidad exclusiva de quien los realiza. No existe censura ni moderacion previa, no obstante si alguien se considera ofendido a nivel personal por alguno emitido de forma anónima, puede exponer su queja al correo jmporense@gmail.com y se estudiará si procede la retirada del mismo. Gracias.