Pin It

Widgets

|

Díarios de fútbol base: "Mi experiencia como árbitro"

 “Querido diario, hoy quiero hablarte de mi experiencia como árbitro. Hace tiempo te redacté los malos hábitos que estaban sucediendo cada fin de semana. Mi objetivo era darte a conocer estos hechos e intentar que alguien reflexionara sobre las cosas que estaban pasando y dar un pequeño toque de atención a que podía ir a peor. Y como me temía, así ha sido. 
 Hace dos domingos fui a arbitrar un partido de alevines con toda la ilusión del mundo. Me levanté bastante temprano y llegué una hora y media antes. Todo iba transcurriendo normal hasta que empezó el partido. El equipo visitante se adelantó muy pronto en el marcador, lo que hizo que el delegado visitante se enfureciera de una manera exagerada. Empezó a protestarme cada acción como si le fuese la vida en ello. Pero no sólo me insultaba a mí, sino hacía comentarios de desprecio hacia los niños. Tan harto que estaba de esta situación que lo acabé expulsando y mandándolo fuera de las instalaciones, no sólo por lo que decía sino por respeto a sus propios niños. A partir de ahí, el partido acabó sin problemas. Una vez que me había duchado y que me disponía a ir hacia el lugar dónde me esperaba mi padre me tropecé con el entrenador a las afueras del campo. Empezó con insultos de todo tipo, a lo que yo me di la vuelta y tomé otra dirección.
 Esa persona aprovechó que me di la vuelta para mandarme un puñetazo en el pómulo que me hizo caer al suelo. No recuerdo más nada, sólo que me desperté en el hospital con una fractura de pómulo. ¡Y yo que creía haber hecho un buen arbitraje ese día! ¡Y eso que empecé este año! Me parece que ya no voy a arbitrar más porque, con dieciséis años que tengo, ya sé lo que es sentir miedo por un deporte como el fútbol. ¡Y luego me dicen a mí que no me parto la cara y que lo que hago es por fastidiar a la gente! … Y yo ingresado en el hospital…“

Espero y deseo no tener que escribir más artículos como estos. Este mes han pasado varios hechos desagradables en el mundo del arbitraje. Da igual de la categoría que se hable, pero no puede pasar más las agresiones que hemos vivido últimamente. A un árbitro, en Tenerife, le roban en un semáforo, en Las Palmas, agreden a uno joven al acabar el encuentro, en la península un colegiado pierde el bazo… ¡Sanciones más duras! Cambiemos el modelo de “trato a un árbitro”. Creo que sería bueno que se organizarán cosas dónde los propios colegiados estén más en contacto con los clubs, o quizás la solución es lo contrario…lo que está claro es que hay que hacer algo. Eso sí, sin caer en el error de enseñar que el árbitro es “Dios” y luego estamos los demás. Se debería enseñar que colegiados, futbolistas, directivas, afición, entrenadores, etc. están a un mismo nivel, y son personas como el resto.
Ayoze David Rodriguez

- Por: José M - Artículo: Díarios de fútbol base: "Mi experiencia como árbitro"
Recomiendalo :

2 Responses to "Díarios de fútbol base: "Mi experiencia como árbitro""

  1. JOSE MANUEL FERNANDEZ GARCIA23 de febrero de 2013, 2:49

    El problema a todo esto está en el respeto a los demás y por lo menos en la Federación Gallega de Fútbol hace mucho tiempo no existe respeto ni a sus representados ni a sus propios Colectivos, ni tan siquiera entre sus empleados (algunos de ellos mienten descaradamente ante un Tribunal con tal de seguir comiendo el cocido y defendiendo a ultranza a quien los puso en el puesto y los ascendió), otros forman parte de la Junta Directiva y semana sí, semana también el primer planteamiento que hacen a los defectos de su Club y por el cual han recibido una derrota merecida es cargar contra el Colegiado como si ese señor que solo se limitó a dirigir un encuentro fuera el demonio de sus temores (menudo ejemplo dan aquellos que formando parte del Organigrama federativa arremeten contra dicho Colectivo e incluso llegan más lejos y también lo hacen contra los Comités de Competición), alguien que no pone orden en todo esto, simplemente o es un necio o un inepto, o lo que ocurre que la Federación le importa bastante poco, sólo le interesa figurar, salir en la foto y cobrar dietas y más dietas para acompañar, algunos incluso están cobrando Subsidios de Desempleo y ganan más ahora con las Dietas que en su día cuando eran trabajadores en activo. Si el Legislador no vigila esto, no vigila adonde va el dinero del contribuyente mal vamos. Por todo ello, FALTA RESPETO, HONORABILIDAD, ÉTICA y TODO AQUELLO QUE ENGRANDECE AL SER HUMANO, lo demás es ESCORIA, TREPISMO, TRAPICHERISMO, HURTO DE GUANTE BLANCO, VILIPENDISMO... Con estos personajes DIOS MÍO adonde hemos llegado, se deben estar revolviendo en sus tumbas los Fundadores de esta Federación allá por el AÑO 1909, que la crearon para dar un servicio a sus Afiliados, para aglutinar a todos los Colectivos y para el bien y el servicio común y sobremanera como remarcan sus ESTATUTOS -SIN ÁNIMO DE LUCRO- .

    ResponderEliminar
  2. En primer lugar, quisiera dar muchos ánimos a este joven árbitro; y pedirle que por favor no deje el arbitraje si de verdad tiene vocación. Pues no es justo que un vándalo le quite ilusiones a un amante sincero del balompié.
    En segundo lugar, reprobar la actitud cobarde y déspota del entrenador agresor. Persona que demuestra poco amor y respeto por el deporte en el que colabora. También demuestra no ser un buen ejemplo para trabajar con niños, y mucho menos para enseñar o educar.
    En tercer lugar, es cierto que tanto federaciones como colegios arbitrales y de entrenadores no están haciendo bien su trabajo. Están dando prioridad a sus propios intereses frente a las necesidades reales que tiene nuestro deporte. No es posible que se le dé tanta importancia a poseer una titulación, y que después ésta no te asegure un mínimo de valores y/o de autocontrol para aplicarlo en el terreno de juego y fuera de él. Hay que premiar a aquel jugador, árbitro, delegado o entrenador que hace bien su trabajo, y no tanto al titulado sin preparación ni valía para enfrentarse a situaciones reales que se presentan cada fin de semana. Creo que es más importante tener a colaboradores con formación humana, que a titulados con deformación teórica. La finalidad de toda titulación ha de ser la mejora del carácter del que aprende, que después será quien tenga que enseñar, y no la acumulación de tanta teoría. Si formamos a buenos colaboradores (entrenadores y árbitros), podremos educar mejor a jugadores y padres, y con ello acabaríamos con muchos de nuestros problemas actuales.
    Durante mucho tiempo, hemos justificado actos horribles... Pero ya ha llegado la hora de expulsar del deporte a personas que fomentan en él anti-valores como el miedo y el uso de la fuerza. Y si la solución pasa por realizar paros y huelgas por parte de los que creemos que el fútbol necesita mejores protagonistas, pues habrá que hacerlo. No hay que darle ni un minuto más a aquel que daña conscientemente el deporte en el que creemos y participamos muchos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Los comentarios son libres y responsabilidad exclusiva de quien los realiza. No existe censura ni moderacion previa, no obstante si alguien se considera ofendido a nivel personal por alguno emitido de forma anónima, puede exponer su queja al correo jmporense@gmail.com y se estudiará si procede la retirada del mismo. Gracias.

Nuevas Publicaciones

Con la tecnología de Blogger.

Nuevos Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...