Pin It

Widgets

|

Entrenadores-Educadores de base: ¿Actuamos de forma correcta?



PERFIL DE LOS ENTRENADORES-EDUCADORES 

En  el  deporte    base  debemos  contar  con  entrenadores-educadores  dotados  y 
cualificados  en  cuanto  a  conocimientos  y  pedagógicamente,  sin  olvidar  otras 
particularidades. 
El trabajo de los entrenadores-educadores en la base debe plantearse siempre desde 
una perspectiva educativa-deportiva. El rol  de los entrenadores-educadores de base es 
el de compartir, ocuparse de los demás, transmitir a las jóvenes promesas una serie de 
valores,  tales  como  el  esfuerzo,  la  dedicación,  la  solidaridad,  el  compañerismo,  la 
convivencia, la amistad, la honradez, la tolerancia, el juego limpio, el respeto, etc.,  y 
también desarrollar sus capacidades deportivas.  
Por  tal  motivo,  primero  formar  y  luego  ganar.  De  no  ser  así,  lo  que  se  consigue 
normalmente es un proceso de formación ineficaz, el rechazo de las jóvenes promesas 
a la actividad deportiva y  perder futuros talentos deportivos.

Código de los entrenadores-educadores 

- Dentro de su código señalamos las características que éste debe tener: 

● Disfrutar trabajando  con los jóvenes deportistas.
● Tener un conocimiento completo de los jóvenes deportistas que tiene a su cargo.  
● Ser un punto de referencia para ellos. 
● Saber escuchar a las jóvenes deportistas. 
● Han de ser  buenos comunicadores: explicar claro, etc. 
● Saber motivar e ilusionar  a las jóvenes deportistas. 
● Darles confianza y seguridad. 
● Desarrollar el espíritu de equipo. 
● Ser exigente y tolerante a la vez. 
● Hacer que las jóvenes promesas  vivan el deporte con alegría. 
● Ser consecuente con sus decisiones.  
● Tener un comportamiento correcto en todo momento. 
● Deben concienciarse de que son  entrenadores-educadores. 
● Experiencia como entrenadores-educadores y pedagogos. 
● Buena apariencia. 
● Buenos hábitos de vida y trabajo. 
● Han de ser  personas organizadas. 
● Han de disponer siempre de tiempo para los jóvenes deportistas. 
● Han de ser positivos. 
● Han de ser justos y honestos con las jóvenes promesas. 
● Mostrar un verdadero interés por su formación. 

Lo que deben hacer 

● Animarles  a que sean buenos deportistas 
● Erradicar el término rencor. 
● Ser flexibles, pero imponer la mano izquierda cuando lo requiera la situación. 
● Mostrar en todo momento el espejo de la alegría. 
●  Conocer  el  perfil  psicológico  de  las  jóvenes  promesas  y  tratarlos  de  acuerdo  al 
mismo.  
● Informarles  a  cerca  de  la  alimentación,  descanso  y  sustancias  nocivas.                   
● Presentarse en el trabajo antes que las jóvenes promesas. 
● No llamar al orden en público, de lo contrario  les cerraría la puerta de la confianza, 
del diálogo. 
● Ofrecer a los jóvenes deportistas una amistad sincera.  
●  En  los  descansos  de  los  partidos  o  entrenamientos  no  chillarle,  sino  más  bien 
motivarles, levantarles el ánimo. 
● Han de procurar que el vestuario sea una fuente inagotable de alegría. 
● Que  aprendan divirtiéndose. 
● Mentalizarles de que ganar no es lo más importante. 
● Los objetivos deben conseguirse poco a poco, para que  asimilen el contenido. 
● Evitar el castigo.
●  No  someter  a  las  jóvenes  promesas  a  una  presión  innecesaria  centrada  en  los 
resultados o la clasificación. 
● Deben corregir los errores de manera pedagógica. 
● Deben procurar que todos  tengan las mismas posibilidades de jugar. 
● Utilizar las dimensiones del terreno, el balón y las reglas de juego de acuerdo con el 
nivel de los jóvenes deportistas. 

Lo que no deben hacer 

● Gritarles constantemente de manera agresiva.
● Prepararles sólo para competir. 
● Querer que jueguen como si fueran adultos. 
● Impartir explicaciones largas y tediosas. 
● Alargar demasiado un  mismo ejercicio. 
● Interrumpir el juego constantemente. 
● Criticar al joven deportista ante la atenta mirada del grupo. 
● Olvidarse de hacer grupos homogéneos. 
● Llevar a cabo su tarea si no cuentan con el material elemental de entrenamiento y 
con las instalaciones  adecuadas.
● Buscar sólo fines económicos. 
● Valorar los éxitos por los resultados de los partidos. 
● Permitir a los padres entrometerse en su labor. 
● Fomentar actitudes violentas, marrullerías, fullerías, etc. con adversarios y árbitros. 
● No preocuparles por estar al día. 
● Un plan de trabajo inadecuado para su edad. 

“El secreto no es hacer lo que a uno le gusta, sino hallar gusto en lo que se hace”.
(Random) 

ALFONSO VILACHÁ
De su publicación "Lo que no se vé en el deporte de base"

- Por: José M - Artículo: Entrenadores-Educadores de base: ¿Actuamos de forma correcta?
Recomiendalo :

0 comentarios for "Entrenadores-Educadores de base: ¿Actuamos de forma correcta?"

Comentarios

Los comentarios son libres y responsabilidad exclusiva de quien los realiza. No existe censura ni moderacion previa, no obstante si alguien se considera ofendido a nivel personal por alguno emitido de forma anónima, puede exponer su queja al correo jmporense@gmail.com y se estudiará si procede la retirada del mismo. Gracias.

Nuevas Publicaciones

Con la tecnología de Blogger.

Nuevos Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...